El Bar de Jo en Los Escullos, es uno de los lugares más divertidos y mejor escondidos del cabo de Gata.

Sí, en esta foto estoy vestido y lo que se ve es una bañera.  Y no, no iba borracho ni nada parecido. No sé cuanto tardará en convertirse en una atracción turística más (posiblemente ya lo sea), pero para mí fue un auténtico descubrimiento conocer un lugar donde poder tomarte una copa dentro de una bañera, a la luz de la luna en medio del desierto.

El bar de Jo es el sitio ideal para tomar una copa dentro de una bañera a la luz de la luna.

Quizá lo de desierto suene un poco exagerado cuando nos estamos refiriendo a la provincia de Almería, pero el que haya estado por allí coincidirá conmigo en que la sensación es exactamente esa.

El espectacular contraste desértico del parque natural del Cabo de Gata en Almería.

El espectacular contraste desértico del parque natural del Cabo de Gata en Almería.

Hace un par de veranos hicimos un viaje ‘de colegas’ en coche por el Cabo de Gata. Los días en Agosto es fácil ocuparlos disfrutando de la playa y descubriendo sus pintorescos rincones: Las Negras, San José, Níjar, Rodalquilar, la impresionante Playa de los Muertos, o deambular con el coche por el Desierto de Tabernas sintiéndote parte de uno de tantos westerns de Hollywood que se rodaron allí… Solo hay que dejarse llevar y las horas pasan volando.

Sin embargo cuando se hace de noche las preferencias cambian, y aquí es donde entró en escena nuestro amigo Jesús. Rockero y mitómano empedernido, había oído hablar de la estrecha relación de estás tierras con el líder de ‘The Clash’, el polémico Joe Strummer y había oído que durante el periodo en que este visionario del punk vivió allí frecuentaba un bar muy especial: El bar de ‘Jo’

Jo, un tipo singular

Joe Strummer junto a Jo Bel, la pareja que hizo mítico este bar.

Joe Strummer junto a Jo Bel, la pareja que hizo mítico este bar.

Por lo que supimos Jo es un francés enamorado de las motos que llegó hasta San José (Almería) en su Harley hace ya más de dos décadas. Quedó tan enamorado de sus paisajes desérticos que decidió instalarse allí y montar un discreto barecito no muy lejos de la playa pero lo suficientemente escondido como para ser un refugio tranquilo para todo aquel que quiera visitarle.

No es de extrañar que Joe Strummer tardara bien poco en convertirse en un habitual del ‘local’ a la vez que aumentaban las visitas de moteros llegados de todas partes del globo. Poco a poco se fue corriendo la voz y a día de hoy se ha convertido en uno de esos lugares que tienen especial magnetismo para viajeros, curiosos, y amantes de las experiencias diferentes.

El Jo’s Bar, un lugar con estilo propio

La máxima de este sitio es que ‘Aquí todo el mundo es bien recibido’. Y es verdad, porque el buen rollo se destila por todos lados. Mesas, sillas, palets convertidos en barras, camas, e incluso una bañera…muebles esparcidos aquí y allá conforman la decoración del ‘local’ (por llamarlo de algún modo ya que aquí casi todo está al aire libre) al que se añaden objetos moteros, reliquias del propio Jo, antigüedades y otras muchas cosas curiosas.

Todo el mundo es bienvenido en el bar de Jo en Cabo de Gata.

Todo el mundo es bienvenido en el bar de Jo en Cabo de Gata.

No es extraño compartir mesa con desconocidos, la gente sentada aquí y allá, toparse con una colección de Harleys aparcadas en la puerta o ver tomando una cerveza a un motero y un punky . Todos se sienten como en casa y nadie mira mal a nadie. Solo hay dos cosas prohibidas: El reggaetón y molestar a los demás

Para beber, aunque podemos encontrar lo mismo que en cualquier otro lado, la cerveza y el whisky tipo bourbon son algo así como una religión. Pero si quieres cumplir fielmente con todo el ritual no debes irte de allí sin probar uno o dos chupitos del ‘Tóxico’. Es una especie de brebaje que sacan de un barrilito y que anima bastante más que muchos otros licores. Nosotros no fuimos capaces de descifrar que llevaba. Así que ya tenemos excusa para volver otro verano a ver si logramos adivinarlo.

Cómo llegar al Bar de Jo en el Cabo de Gata

Os aseguro que llegar hasta allí si no conoces el sitio es bastante complicado. Como además era de noche, nosotros dimos bastantes vueltas hasta que conseguimos dar con él. Sólo sabíamos que el bar estaba entre Níjar y San José, cerca de la zona de ‘Los Escullos’ pero sin más indicaciones eso era buscar una aguja en un pajar.

Lo más sencillo es tomar como referencia el Camping de ‘Los Escullos’ situado un par de kilómetros antes de llegar al pueblo, y tomar el desvío del camping por el camino sin asfaltar hasta que des con alguna indicación, vislumbres una luz o avistes una bandera pirata.

Shares