Can Bigotis es uno de los restaurantes más auténticos, escondidos y baratos para comer un buen bullit de peix en Ibiza.

Lejos de las discotecas, del glamour y de la Ibiza del turisteo. En la recóndita y escondida Cala Mastella, encontramos uno de esos sitios que te permiten reconciliarte con la isla de pescadores que un día fue Ibiza. El Bigotes, Can Bigots, can Bigotis, o simplemente el restaurante de Cala Mastella.

Restaurante Can Bigotes en Cala Mastella, Ibiza.

Restaurante Can Bigotes en Cala Mastella, Ibiza.

Cala Mastella

Quizá por estar semi-escondida y alejada del bullicio de las zonas más turísticas de la Isla, esta cala se ha mantenido anclada en el tiempo y quizá lo que más destaca del lugar es que apenas está urbanizada.

La playa no es demasiado grande, pero suficiente, ya que no suele llenarse de gente. Hay un pequeño aparcamiento y un rudimentario chiringuito donde venden refrescos y helados. Y ya está.

Restaurante Can Bigotes en Cala Mastella, Ibiza.

Restaurante Can Bigotes en Cala Mastella, Ibiza.

Un simple senderito entre las rocas (no apto para torpes ni gente propensa a las caídas) es lo único que separa la playa de aguas cristalinas del pequeño embarcadero donde se sitúa el restaurante de Juan Ferrer ‘El Bigotes’. Aunque también se puede aparcar con el coche casi en la misma puerta del restaurante sin jugarse la vida.

El sendero para acceder al Restaurante Can Bigotes desde Cala Mastella, Ibiza.

El sendero para acceder al Restaurante Can Bigotes desde Cala Mastella, Ibiza.

Comer en restaurante el Bigotes de Ibiza

La historia de este ‘local’ (en realidad apenas es un toldo con mesas corridas de madera y una zona de brasas) nace hace más de 40 años cuando su propietario Juan Ferrer ‘El Bigotes’ organizaba comidas con los productos que obtenía de la pesca en su pequeño llaüt. Hoy en día la familia de Juan continúa con esa tradición y son los encargados de dar de comer a todo el que llega por allí de una forma tan tradicional, como atípica.

Si quieres comer sin problemas en Can Bigots es muy importante tener en cuenta un par de cosas:
Reserva con antelación porque el local es muy pequeño y es raro que quede sitio libre en temporada alta. Los turnos de comida son dos absolutamente todos los días. A las 12:00 del medio día es el primer turno, y en este turno solo se sirve pescado recién cogido a la brasa con ensalada.

El bullit de peix del Restaurante Can Bigots de Ibiza, en Cala MAstella.

El bullit de peix del Restaurante Can Bigots de Ibiza, en Cala MAstella.

A las 14:00 llega el segundo turno, y aquí toca comer el bullit de peix. Un arroz caldoso estilo ‘a banda’ en el que primero te sirven el pescado acompañado de patatas guisadas y después el arroz. También se puede acompañar con una ensalada, unas olivas o pimientos verdes en salmuera.

De postre fruta fresquita y el típico ‘café de caleta’.

El precio también es siempre el mismo y, a no ser que te pases con las bebidas no suele superar los 20 euros de media.

Cómo llegar al restaurante Bigotes de Ibiza

Llegar hasta el restaurante Can Bigots sin GPS puede ser una auténtica odisea, aunque basta con seguir atentamente estas indicaciones y podremos llegar sin muchos problemas.

Restaurante Can Bigotes en Cala Mastella, Ibiza.

Restaurante Can Bigots en Cala Mastella, Ibiza.

Teléfono: 650 797 633 (llamar de 11:00 a 13:00)
Dirección: Cala Mastella. Sant Carles/Santa Eulària des Riu

Abierto de Abril a Octubre (inclusive)

Si vamos desde Ibiza, tendremos que llegar hasta Santa Eulària y atravesarlo. Después continuar hacia Sant Carles y allí coger el camino de la ‘Venda de Cala Mastella’, hasta cruzarnos con el ‘Carrer des Daus’ donde a los pocos metros giraremos a la izquierda atravesando una zona de pinos y urbanizaciones. Después de aproximadamente un par de kilómetros giramos a la derecha y bajamos una pronunciada cuesta que nos dejará a pocos metros del restaurante Can Bigotis.

Shares