La radio sigue siendo un medio muy eficaz para promocionar según que productos turísticos.

Hay quien piensa que la radio es un medio en decadencia y destinado a extinguirse, pero gracias a ella, y combinada con las redes sociales, hemos descubierto un  nuevo sitio en Alicante en el que darnos un buen homenaje. Familia y Amigos.

Las cuñas de la radio

Como una gran mayoría de la población española, me gusta escuchar la radio por las mañanas. Y aunque en todos lados nos dicen por activa y por pasiva que la publicidad en los medios tradicionales ya no es lo que era, no puedo evitar hacer asociaciones de ideas que van haciendo poso en mi cerebro sigilosamente.

Un pescadito que nos zampamos en el restaurante Familia y amigos de Alicante.

Un pescadito que nos zampamos en el restaurante Familia y amigos de Alicante.

De este modo si se me raja la luna del coche, no tarda en venir a mi memoria la cantinela del pobre ‘Joseba de Carglass. Cuando pienso en el Corte Inglés cierro los ojos e imagino a ‘Rosa Márquez’ preguntándome ‘¿Qué tal va la mañana?’ y recordándome que este fin de semana abren todos los centros (excepto Ademuz). Y si me hablan de mis ahorros, pienso que José Antonio Páramo ya quiere encasquetarme esa cuenta nómina tan buena dirigida al dos por ciento de ahorradores. Y a riesgo de que me tomen por sordo, cuando me tienen que repetir las cosas dos veces mi excitada imaginación evoca a Imanol Arias en su cuña de Gaes.

Interior del restaurante Familia y amigos de Alicante.

Interior del restaurante Familia y amigos de Alicante.

Pues si esto funciona con las marcas nacionales, a nivel local quizá el efecto se multiplica. La relación de toda esta historia con un restaurante no tiene demasiado misterio. El restaurante ‘Familia y Amigos’ pone todos los días una cuña en la desconexión local de Alicante de la cadena SER. El sábado pasado queríamos salir a comer con unos amigos y mientras decidíamos sitio salió a colación el anuncio de la radio. “¿Porqué no probar?”.

Aunque el anuncio había logrado su propósito de captar nuestra atención, hoy en día las cosas no son tan fáciles, y hay que reconocer que lo que finalmente nos decantó por visitarles fue consultar las opiniones que la gente había colgado en tripadvisor. La combinación de ambas estrategias fue la que consiguió que ese día el restaurante ganara cuatro nuevos clientes satisfechos y además un vídeo que les hice tope molón.

Sin la cuña de radio posiblemente nunca hubiéramos consultado sus opiniones de tripadvisor. Sin las opiniones de tripadvisor posiblemente no nos hubiéramos decidido a probarlo. Nuevos y viejos medios de comunicación que se dan la mano para hacernos la vida un poquito más fácil.

Quizá a la radio todavía le queda mucha vida por delante. Solo hay que cambiar la opinión que muchos tienen de ella.

Shares